Jengibre para Adelgazar

Cómo utilizar el jengibre para adelgazar: infusiones, raiz, en polvo o en jarabe, combinado, en suplementos,…

Jengibre para adelgazar
Jengibre para adelgazar

Cómo usar el jengibre para perder peso

El jengibre es un tubérculo (como la patata), llamado también kión en algunos países, que tiene muchas propiedades y efectos sobre el organismo. Desde hace cientos de años se utiliza como especia y como remedio medicinal pero es en los últimos años cuando se ha empezado a usar el jengibre para adelgazar gracias a su importante efecto diurético y digestivo.

En otros artículos ya hemos comentado sus propiedades así que vamos directamente a comentar las diversas formas en que podemos usar el jengibre si queremos bajar de peso

Formas de empleo del jengibre

Las formas más habituales son: en infusión, combinado con otras plantas, crudo, en polvo o en jarabe o también en suplementos.

En infusión

Es quizá la forma más tradicional de tomar el jengibre: una humeante infusión. Para prepararla, solo hay que añadir una cucharada de jengibre rallado por cada vaso o taza de agua hirviendo. Se tapa y se deja reposar unos 5 minutos. Ya está lista para consumir.

Crudo

Podemos tomar diariamente dos o tres cucharaditas de jengibre crudo, en polvo o rallado, mezclado con algún zumo o batido de frutas. De hecho, el sabor que tiene esta raíz, algo picante y también alimonado, nos sentará muy bien.

Combinado con otra planta adelgazante

Podemos combinar su efecto con el de otras plantas o esencias adelgazantes, como el té verde con limón. Lo preparamos en forma de infusión como hemos explicado más arriba. Eso multiplica el efecto del jengibre para adelgazar además de sentarnos muy bien por su efecto digestivo. De esta forma aprovechamos las propiedades de ambos.

Suplementos

También podemos tomar el jengibre en cápsulas (comprimidos), en polvo o incluso en jarabe. Se puede utilizar directamente o añadirlo como condimento o complemento a los alimentos o tus platos favoritos. Por ejemplo, lo puedes espolvorear sobre tu pan o galletas preferidas, puedes añadir un poco de jarabe a ese batido que tanto te gusta o condimentar tus guisos. Y si eres de las pocas a las que no les gusta el sabor del jengibre puedes recurrir a las cápsulas o comprimidos.

Como ves hay muchas formas de utilizarlo cuando queremos bajar de peso o simplemente porque nos gusta el sabor que añade a las comidas.

Pero ten en cuenta que, debido a sus fuertes efectos, los excesos también son malos. Los especialistas recomiendan no consumir más de 4 g diarios de jengibre en cualquiera de sus formas. Ante cualquier duda consulta a tu médico.

En los siguientes enlaces encontrarás más información relacionada.

Un comentario en “Jengibre para Adelgazar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *